miércoles, 15 de julio de 2009

DE MI POESIA

video
DE MI POESÍA

A HURTADILLAS

Hay voces
como sonidos desesperados
de alas que se agotan
en una tormenta repentina,
….voces
que nos rondan
como cerco de espinas
apretando las sienes.
….voces
como río correntoso
que nos empuja.
…voces
como una estampida lejana
que nos acosa.
Tu solo sonríes,
amor prohibido,
te vistes,
me das un beso
y sales a hurtadillas.
Vuelve el silencio.

AUSENCIAS

Ya no busco
el rastro ojeroso
de la noche
sobre tu Piel dormida,
ni deambulo en mi sombra
para evitar tus sentidos,
solo me alejé
en un atardecer eléctrico,
en una nube de silencios,
en un soplo
de alas que se agitaron
en algún rincón del alma,
solo me aleje
ese día tropical
que te vi
en la espuma de las olas,
desnuda,
ausente,
lejana,
y cuando me acerqué,
para besar tus labios,
solo vi
dos abismos
inmensos y negros
donde antes estaban
los hermosos astros de tu ojos.

PASIONES

En tus brazos
hay tardes de luna
canciones en silencio
recuerdos sin memoria
encuentros sin presencia
crepúsculos brillantes
tiempos sin horarios
solo yo
en un paraíso de manzanas.
En tus brazos
hay vuelo sin alas
lluvia sin diluvios
fuego sin brasas
cielos sin nubes
estrellas sin cielo
y,
en tu pubis,
una
explosión
de
poros ardientes
que se dilatan.

ESCULTURA

Se cuelgan de la noche
en tu silueta sin luna,
en tu silencio de estrellas,
en tus labios sin habla.
Se beben la lluvia,
las gotas de rocío,
de esos tus párpados caídos
que guardan ojos sin alma.
Se quedan
y deambulan
en los puntos cardinales
de tu perpetuo estado de sitio,
en la inercia ornamental
de tu dimensión cotidiana.

Envejecen a tus pies
en días de soles,
y te cubren,
silenciosamente,
en el mismo rito nocturno
de siempre
en un abrazo de consuelo
mientras se acalla
la ultima serenata
de un grillo
que muere
entre la hierba mojada,
como si nada.

NO TE PIENSO NI TE IMAGINO

No te pienso ni te imagino,
te percibo, ternura mía,
en las flores,
en cada gota del rocío,
en el verso pálido de la tarde,
en el viento cálido del estío,
en la rosa que se abre
con sus pétalos vivos.

No te pienso ni te imagino,
te veo en las noches,
cuando te escribo;
en la alborada que me despierta
te siento a lado mío.

No te pienso ni te imagino,
te toco en mi cuerpo
y siento en mis labios
el sabor de tus besos tibios.

No te pienso ni te imagino
porque estas presente
aun cuando no estés conmigo.

UN INMENSO ESPACIO VACÍO

Se alejó la musa que habitó tu mirada,
huyó, escapó en un día de nostalgias
cuando tus ojos tenían brillo de lágrimas
y en tus pupilas vagaron astros adormecidos,
desde entonces emigró también tu sonrisa
y ya no hay besos en tus labios secos,
sino, solo una rosa de pétalos marchitos.

Se fue el verano ardiente, la música del alma,
la caricia amante que despertaba tus bríos.
Se fue perdiendo en la noche eterna del quebranto
el sonido sensual de tu voz que entibiaba mi oído.

Se fue para siempre la luciérnaga de tu encanto 
dejándote en una soledad gris de desvaríos,
hasta que un día despertaste y solo estaba,
a tu lado, un inmenso espacio vacío.

Lcdo. Martín Zambrano Astudillo
Huaquillas-El Oro-Ecuador